Cambia la ropa de cama de tus hijos por una opción más natural

La recámara es el principal lugar de nuestro hogar en donde se originan las alergias, específicamente en la cama. Cuando no lavamos con regularidad nuestras sábanas, o no cambiamos nuestras almohadas y colchones cada determinado tiempo,  estamos creando el ambiente perfecto para que millones de ácaros habiten en nuestra ropa de cama, causando alergias e irritaciones en la piel.
Nuestro cuarto, después de la oficina o la escuela, es uno de los lugares en los que más tiempo pasamos y debe ser un espacio limpio, ventilado y cómodo para propiciar un descanso óptimo. 
Los niños y los bebés son quienes deberían dormir más, ya que el sueño influye directamente en su desarrollo físico y mental, por lo que su habitación debe ser el lugar más seguro para ellos. Es por lo que debemos cuidar que la ropa de cama que utilizamos sea tejidos naturales, frescos y transpirables para evitar alergias o irritaciones. 
Existen muchas marcas de ropa de cama, con un rango variado de precios. Cuántos de nosotros no hemos elegido una sábana o una colcha para nuestros hijos solo porque es “bonita”, sin fijarnos en los materiales con los que están elaboradas. Siempre debemos cerciorarnos de que todo lo que usamos en cama sea apto para nuestra salud. 
Comprar ropa elaborada a partir de fibras naturales como el bambú, sin fertilizantes ni pesticidas, es una gran alternativa para tener un consumo responsable, justo y sostenible, y que no daña al medio ambiente. Además, suelen ser menos propensas a causar alergias debido a su forma de tejido que permite mayor transpirabilidad y, por su naturaleza, son hipoalergénicas y antiácaros.
A veces, asumimos que los pequeños no “deberían” tener ropa de cama costosa o especial ya que suelen ser más propensos a tener accidentes y ensuciarlas. Sin embargo, tenemos que empezar a quitarnos ese tipo de ideas y darle prioridad a su bienestar al dormir. 
Pensemos en que a mayor calidad, menor será la necesidad de comprar constantemente ropa de cama que no es resistente a las lavadas y se mancha con facilidad, por no hablar de que no es suave o fresca para su delicada piel.
 
En Smart Bamboo creamos productos elaborados a partir de las fibras de bambú, con procesos que garantizan tu bienestar y el de tu familia, así como del medio ambiente. A ti, que siempre les das lo mejor a tus hijos, elige la opción más segura para ellos con las sábanas de Smart Bamboo. 
 
Te aseguramos que desde la primera noche notarás una gran diferencia en su descanso al dormir más frescos. Además, por su naturaleza, las fibras de bambú no absorben malos olores por lo que se mantienen limpias por más tiempo. ¡Y son muy fáciles de cuidar!
Beneficios: 
  • Adiós a los ácaros producidos por el polvo
  • Ayudas a la sostenibilidad del planeta
  • Evitarás alergias y problemas de piel de tus hijos
  • Facilitan la transpiración y  el exceso de sudor

 

Nuestras sábanas 100% bambú están elaboradas con un tipo de tejido llamado satén que da como resultado su característica textura liviana que además es resistente.  
 
Las fibras del bambú tienen la punta redondeada, haciéndolas increíblemente tersas y agradables al tacto. La sección transversal del tejido de bambú también permite que se creen pequeños espacios que le dan una mejor ventilación. En comparación con otras sábanas de otros materiales, las nuestras mantendrán tu cuerpo 2 grados más fresco en climas cálidos y notablemente más cálido durante el invierno.
Por si fuera poco, las fibras de bambú poseen un bio-agente antibacteriano y antifúngico natural llamado Kun, por lo que el tejido no guardará malos olores, ayudando a mantener tus sábanas limpias por más tiempo. 
Nuestras sábanas Blend cuentan con una mezcla de microfibras que evitan la absorción de la humedad que con el bambú, evitan las irritaciones causada por el sudor y las alergias.