MEJORAR EL DESCANSO

Qué tan frustrante es cuando estás exhausto, te acuestas en tu cama por la noche y aún así no puedes dormirte? Hay muchas razones por las cuales el sueño puede haberse escapado de ti, pero hay algunas cosas que puedes hacer para calmarte y dormirte. Aquí hay cinco métodos que puedes intentar para dormir mejor:

No te quedes en la cama: una de las peores cosas que puedes hacer cuando no puedes dormir es quedarte en la cama. Te preguntarás por qué no estás durmiendo y tu mente acelerada te impedirá dormir. Cuando no puedas dormir, sal de la cama. Mientras estés en tu cama, no participe en nada demasiado estimulante. Opte por actividades como escuchar música relajante, tomar una taza de té o leer un libro con poca luz.


Controla tu temperatura: una vez que estés fuera de la cama, una de las primeras cosas que debes hacer es asegurarte de que tu habitación tenga la temperatura ideal para que duermas. La mayoría de las personas prefieren dormir en un lugar fresco (alrededor de 70 grados, aunque esto difiere para cada persona). Si tiene demasiado calor o demasiado frío, esto podría estar afectando su sueño. Ajusta tu clima con frecuencia, si es posible, o puede agregar o quitar mantas según sea necesario.


Medita: aunque puedes pensar que la meditación es algo que nunca harías, algunas personas practican la meditación sin siquiera darse cuenta. La meditación es el proceso de reflexión y contemplación. Sentarse en soledad y pensar en lo que ha sucedido es una forma de meditación. Hacer esto generalmente tiene un efecto calmante, o incluso puede proporcionarle una sensación de serenidad. Esto puede ser beneficioso para ayudarte a conciliar el sueño.


Respira: existen ejercicios de respiración que, de manera similar a la meditación, pueden ayudarte a relajarte y prepararte para conciliar el sueño. Un método de respiración popular que puedes probar es la técnica 4-7-8 creada por el Dr. Andrew Weil. Un beneficio de utilizar la respiración estructurada para ayudarlo a dormir es que no se necesita equipo especial.


Elimina tus preocupaciones: tomar una ducha tibia, o incluso un baño tibio, también puede ser beneficioso para relajarlo y poder conciliar el sueño. Esto también puede beneficiar cualquier dolor muscular que pueda tener, ya que el agua tibia debería hacer que se sienta mejor.
Puede probar uno de estos métodos y puede no funcionar para usted, ya que cada persona es diferente. El hecho de que algo funcione bien para una persona no significa que funcione tan bien para otra. Sin embargo, una vez que pruebe cada uno de estos métodos, con suerte encontrará la solución perfecta para que pueda dormir mejor.