Mindfulness para mejorar tu descanso

Sin duda, todos hemos escuchado hablar del Mindfulness, un concepto que se remonta a las antiguas tradiciones budistas y que, por más de 2500 años, se relaciona a la espiritualidad y a cómo vivimos nuestro presente. Hoy en día, los resultados son tan positivos que los psicólogos lo recomiendan como parte de su terapia. 

 

 

Una forma de describir el mindfulness sería la práctica de estar conscientes de nuestro cuerpo, de nuestra mente y de los sentimientos que estamos experimentando en el momento con el fin de crear un estado de relajación. 

Actualmente, es cada vez más difícil estar conectados con nosotros mismos, de lo que sucede a nuestro alrededor y como todo esto afecta a nuestras emociones. Este estado de “libertad psicológica” se logra con la práctica y tiene un sin fin de beneficios para nuestra salud. 

 

 

 

Por ejemplo, ¿sabías que puede ayudarte a dormir mejor?  Nuestra cama es el lugar donde se alojan nuestras cargas emocionales y físicas que nos generan estrés y ansiedad y, por lo tanto, no podemos conciliar el sueño. 


De acuerdo con un estudio elaborado por la revista médica JAMA Internal Medicine, demostró que los adultos con problemas para dormir vieron mejoras a corto plazo en su calidad de sueño luego de realizar ejercicios de mindfulness. Asimismo, existen estudios que demuestran que también ayuda a las personas con cáncer a dormir mejor


Y es que, el midfulness no se limita a un momento de meditación. Se trata de una actividad que podemos, y deberíamos, realizar todos los días, en todo momento. 

 

 

 

Muchos de nosotros nos encontramos rodeados de influencias de nuestro día a día que resultan estresantes, que nos causan ansiedad y eso conlleva a otro tipo de problemas que se ven reflejados en nuestra salud física y mental. Por ello, sabernos conscientes del ahora, lo que podemos cambiar, lo que podemos hacer para estar mejor, es sumamente importante para un equilibrio emocional. 


Puede que suene a un concepto new age pero, lo cierto es que todos deberíamos reflexionar sobre nuestros sentimientos y emociones. Cómo nos hacen sentir determinadas circunstancias y fortalecer nuestra inteligencia emocional. 

 

 

Aquí te dejamos algunas recomendaciones para que inicies y que, estamos seguros, tea ayudarán a reducir el  ruido mental, crear nuevos hábitos de sueño y poder descansar plenamente:

  1. Inhala y exhala. Siente tu respiración 
  2. Enfoca tu atención en cada actividad que realices
  3. Presta atención a tus sentidos 
  4. Camina por la naturaleza
  5. Date un tiempo para dejar de pensar en lo que tienes que hacer
  6. Convierte tus pensamientos negativos en pensamientos racionales.
  7. Cuando tu mente empiece a divagar, centra tu atención en tu respiración.
  8. Agradece por tu vida, por el presente y por las personas que amas. 
  9. Escucha a otros sin juzgar
  10. Sé amable contigo mismo y, con el tiempo, verás el progreso.