¿Porque el memory foam es la mejor opción en colchones? 

Creo que la mayoría recordamos nuestro viejo colchón de resortes. Cómo olvidar el sonido peculiar que nos indicaba que era momento de cambiarlo, era inigualable.


Actualmente en nuestro país se sigue produciendo este tipo de colchones; incluso la tecnología de estos ha mejorado, ya que tiene un soporte independiente que aguanta todo el cuerpo.


Muchas de las personas que continúan consumiendo estos colchones se enfrentarán a dos situaciones. Por un lado, en 6 años comenzarán a representar una molestia ya que su forma de compresión dejará de funcionar. Y si quieren moverlo o bien mudarse será muy complicado y caro transportarlo

 

 

Es aquí donde tendremos que mencionar la pregunta que da título a este blog. ¿Por qué el Memory Foam es lo de hoy?


Para comenzar, debemos contarte de dónde viene esta maravillosa idea llamada Memory Foam (espuma con memoria) que ha ayudado a muchas personas. Todo empieza en el Centro de Investigación Ames, un centro de investigaciones de la NASA. Este lugar fue nombrado así por Joseph Sweetman Ames y fundado el 20 de diciembre de 1939, como segundo laboratorio que ayudó a encontrar nuevas tecnologías para los astronautas. 

 

 

En aquel lugar buscaban materiales que dieran soporte por sus largas jornadas al momento de transportarse. Es ahí donde desarrollaron una espuma viscoelástica  cuya posición; después de mantener cierta presión, regresaba a su estado original. Las primeras pruebas fueron poco alentadoras. ya que el tiempo de recomposición de volumen era muy lento. 


En las primeras aplicaciones se determinó que era poco práctico, la realidad es que  este material nunca se usó en algún programa espacial dadas las complicaciones técnicas que en aquel entonces determinaba su utilidad. Primero se utilizaron en asientos, luego se comenzó a emplear en aplicaciones médicas, como para pacientes que tenían que estar en cama por periodos de tiempo muy largos y sin moverse, como paralíticos, o pacientes en terapia intensiva, y que desarrollan úlceras o llagas de presión e incluso gangrena. Los colchones de viscoelástica fueron muy útiles y se consideró como una manera de sustituir colchones.

 

 

En un principio este material fue muy caro, pero décadas mas tarde se logró optimizar la producción por lo que hoy es una manera de sustituir colchones, almohadas, cojines, cascos, etc.

 

 

No compres cualquier colchón


La demanda de colchones ha crecido ya que las personas buscan la manera de obtener una mejora en su descanso de manera inmediata. También se sabe que muchos de los compradores de colchones es gente que se muda constantemente por lo que buscan una opción que no sea pesada.


Cada vez más marcas se suman al ofrecimiento de este tipo de colchones, pero muchos de ellos no cuentan con certificaciones oficiales que aseguran no incluir químicos tóxicos o ser verdaderamente hipoalergénicos.   



 

 

Una opción inteligente 


Cuando se trata de soporte y comodidad, nuestros colchones harán sus sueños realidad. Ya que están diseñados para proporcionar la comodidad y el soporte adecuado. Es un colchón que incluye varias capas de memory foam que brindan a tu cuerpo un soporte increíble, alivio de presión y comodidad. Además su tecnología alinea la columna vertebral y su instalación es fácil y divertida.


Algo muy importante que debes saber es que todas nuestras espumas están libres de cualquier químico que dañe tu salud, certificadas por CertiPUR-US garantizando la seguridad, bajas emisiones de contaminantes durante la producción y libre de agentes cancerígenos. Esto quiere decir que no contiene toxinas dañinas, metales pesados ​​u otro material que dañe a corto, mediano y largo plazo tu salud.


La tela que tiene estos colchones son de fibra de bambú por lo que está garantizada la suavidad y calidad de SMART BAMBOO.

 

 

 

 

Queremos que te sientas tranquila y tranquilo con tu compra.


Todos los colchones Smart Bamboo vienen con períodos de prueba en el hogar que comienzan desde el momento de la llegada de tu nuevo colchón.

Este período de prueba en el hogar dura un total de 120 noches. Sabemos que un cuerpo humano tarda unos 30 días en adaptarse a dormir en un colchón nuevo, por lo que  habrás descubierto tu posición ideal para dormir. Sin embargo, si aún no estas satisfecho después de usar el nuevo colchón durante este tiempo, puedes comunicarte con nosotros antes de que finalicen los 120 días de prueba, para que puedas hacer una devolución.