¿Cómo proteger tu colchón? Todo lo que necesitas saber

¿Te has preguntado cómo cuidar y proteger tu colcón? Nuestros colchónes son uno de los elementos más importantes para tener un sueño reparador, pero también uno de los más costosos, y por lo tanto debemos cuidarlo para alargar su duración.


Un colchón promedio está diseñado para durar entre cinco y diez años o más, pero esto dependerá principalmente del cuidado que le des, por eso te compartimos algunos consejos para cuidar, proteger y mantener tu colchón en buen estado por más tiempo y tener un descanso adecuado.

 

como proteger a tu colchon
 

 

Asegúrate de que tu colchón tenga una base

El primer error que muchos cometemos es pensar que podemos colocarlo directamente en el piso, y aunque en teoría puede parecer práctico, la realidad es muy diferente. La base tiene un papel muy importante para tu confort, pero también para la higiene del colchón, ya que impide que este se desgaste, por lo que comprar una buena base, en definitiva será una gran inversión para conservar íntegros los materiales de tu colchón.

Usa un cubre colchón o protector de colchón desde el principio

Esta es una de las mejores y más sencillas maneras de proteger la longevidad de tu cama, por eso es importante que desde el día uno lo consideres. Un cubre colchón o protector de colchón de buena calidad lo protege del polvo, derrames y del uso constante. Además, mantiene los aceites de la piel y el sudor fuera de la cama, y reduce la acumulación de alérgenos como el moho y los ácaros del polvo. ¡Y su limpieza es mucho más sencilla que la del colchón! Ya que únicamente se quita, se lava y se vuelve a colocar. 

Lava tu ropa de cama

Cuando duermes, tu cuerpo despide muchas sustancias como sudor, aceites, cabello, etc., que con el tiempo pueden resultar perjudiciales para tu colchón. Comer en la cama y tener mascotas también puede volverse un problema, ya que todo esto puede entrar en las capas del colchón y fomentar los ácaros del polvo.


Según los expertos, la ropa de cama debe lavarse cada semana o máximo cada dos semanas, incluso cuando se usa un protector de colchón.

Rótalo regularmente

Sin importar el material o el tamaño, rotar tu colchón ayudará a que el desgaste sea más uniforme. La recomendación es hacerlo cada seis meses y girarlo de manera que ahora los pies queden en la cabeza.

Deja que la luz del sol entre de vez en cuando

De vez en cuando, quita tu ropa de cama y deja que entre la luz del sol, esto además de ventilar tu cama, ayudará a prevenir el exceso de humedad, y a mantener bajo control a los ácaros del polvo.


Finalmente, si tu colchón ya tiene algunos años y luce desgastado, puedes darle una segunda vida con una colchoneta, ya que esta le brindará una capa de frescura y soporte. La colchoneta Smart Bamboo es ideal, ya que cuenta con una funda de fibras de bambú que es hipoalergénico, no absorbe la humedad y no guarda malos olores.

¡Tu opinión es importante!