5 beneficios de dormir con tu perrito.

Al tratar de dormir buscamos siempre un espacio lo más cómodo y confortable posible: desde nuestros colchónes, pasando por nuestras almohadas, nuestras sábanas, la luz de nuestra habitación  y hasta complementos de aromaterapia. Pero, ¿qué hay de aquellos peludos que nos acompañan a dormir? ¿Qué repercusiones positivas o en su caso, negativas, podría tener descansar con tu mascota? Nosotros te contamos. 

 

Es bien sabido que desde hace mucho tiempo los animales han ayudado a las personas en trabajos terapéuticos y de rehabilitación; de hecho, perros y humanos tienen un vínculo especial desde hace más de 31 mil años, tiempo en el que se tiene registrada la convivencia de animales caninos y la raza humana. Esto ha hecho posible que involucremos a nuestros amigos de cuatro patas en muchas actividades de nuestra vida, incluso, en nuestra rutina de descanso.


Y es que nuestro descanso, ese preciado momento en dónde podemos olvidarnos de todo por un rato y amanecer renovados, muchas veces está condicionado por el hecho de que nos sintamos seguros y relajados a la hora de dormir. Cuando éramos pequeños, no faltaba el osito de peluche, ese gran compañero que se volvía el guardián de nuestros sueños  ante las inclemencias de la noche.  Es por ello que no debería extrañarnos que en nuestra edad joven o adulta, (incluso en nuestra infancia si convivimos con perritos en casa) busquemos ese confort que un amigo puede brindarnos durante la hora del descanso.


El hecho de dormir con nuestro perrito puede aportarnos grandes beneficios emocionales e incluso fisiológicos. Y aunque lo mejor siempre será lo que funcione bien para tí, hay algunos datos que todos deberíamos saber si hablamos de los beneficios de dormir acompañados de nuestros amigos más fieles. 



1, Aportan seguridad:  Varios estudios han demostrado el hecho de que las personas que duermen con perros descansan mejor dado que se sienten más seguras y tranquilas, ya que dormir con una mascota aporta una sensación de compañía y seguridad. 

Obviamente, siempre hay que tomar en cuenta factores como el tamaño del animalito, pues no será lo mismo dormir con un perro de raza pequeña como un Chihuahua o un Yorkshire Terrier, que con un Labrador o un Golden Retriever. Estadísticamente, los perros que más duermen con sus dueños tienden a ser de razas más pequeñas.

 

 

2.Ayudan a conciliar un sueño profundo: Son muchas las investigaciones que han demostrado que los perros tienen la capacidad de reducir la presión arterial y el estrés, lo que a la hora del descanso se podría traducir a una menor cantidad de tiempo para conciliar el sueño y poder llegar al sueño profundo, obteniendo una mayor calidad en éste. 

Además, el hecho de sólo mirar o acariciar a nuestro perrito tiene implicaciones a nivel cerebral, pues hacerlo aumenta nuestros niveles de oxitocina  (la hormona que reduce el estrés), lo cual está no solo ligado a aumentar nuestro bienestar durante el día si no una vez más, lograr relajarnos durante la noche y contribuír a nuestro tiempo de descanso.



  1. Refuerzan el lazo afectivo: El dormir con sus dueños no sólo da felicidad a nuestro amigo y está asociado a su segregación de serotonina - la hormona de la felicidad-, pues al realizar esta acción se sienten más felices y cerca de sus dueños;  también permite reforzar el lazo afectivo entre perrito y humano, lo que estrecha su relación y tiene repercusiones positivas fuera de la hora de dormir. 




  1. Reducen el estrés: Un estudio desarrollado en la Universidad de Monash, Australia, demostró que después de que dueños de caninos con antecedentes de ansiedad pasarán un tiempo en habitaciones diferentes de sus perros, y luego pudieran reunirse y estar en el mismo espacio, la frecuencia cardiaca de ambos cambiaba; al iniciar la actividad era, obviamente, una frecuencia elevada, pero conforme transcurría el tiempo la frecuencia de ambos empezaba a disminuir y después de unos minutos los latidos de los corazones de ambos se sincronizaban, es decir, la compañía mutua disminuye el estrés de ambos teniendo consecuencias positivas a la hora de dormir. 

  1. Reducen la depresión: Algunos autores afirman que los perros pueden ayudar a disminuir la depresión e incluso episodios depresivos mayores en personas que tienen este padecimiento, por lo que involucrarlos de manera correcta en la rutina de sueño mejora el vínculo y contribuye a mantener la mente calmada a la hora del descanso.

 

 

Perricuidados para dormir con confianza 


Ahora que ya sabemos lo beneficioso que puede ser dormir con nuestro perro, te enlistamos algunos aspectos a tomar en cuenta para que la experiencia sea lo más cómoda y saludable posible para ti y para el:

  • Mantenlo al día con todas sus vacunas: Esto es necesario aún no durmiendo con él, pues un perrito saludable también  te mantendrá saludable, por lo que si lo incluyes en tu rutina de sueño, las vacunas son un dato indispensable.

  • Bañalo cada mes; Aunque peludos de pelo corto necesitan más tiempo entre baños, asear a tu perro cuando le corresponde descartará que acumule suciedad y posibles parásitos.

  • Limpia sus almohadillas regularmente: Manipula ésta zona al menos dos veces por semana o después de cada paseo, pues la suciedad o materiales extraños pueden acumularse en ellas, lo que además de afectar a nuestros amigos puede resultar negativo para mantener un espacio de descanso limpio y saludable. 
  • Cepíllalo diariamente: Esto ayudará a quitar el pelo muerto de tu perrito y a la hora de dormir no deje tu cama inundada de su pelaje. Puedes hacerlo con un cepillo o bien, utilizar cinta adhesiva o un rulo adhesivo para ropa cada mañana en tu ropa de cama.  


En Smart Bamboo todos nuestros productos son hipoalergénicos, pues el bambú posee un bio-agente antibacteriano y antifúngico llamado kun que protege a la planta de plagas y hongos, dándole a las fibras propiedades repelentes naturales. Así que no tengas miedo de dormir con tu perrito, si mantienes su buen aseo y cuidado, no hay de qué preocuparse.


¡Disfruta de un buen descanso y a dormir se ha dicho! 

¡Tu opinión es importante!