Bambú: El Acero Vegetal

De entre todos los múltiples beneficios y características que posee el bambú, su increíble resistencia, flexibilidad y fuerza son de las más importantes que podemos resaltar. Tal es su fuerza que se le denomina el acero vegetal ¡y no es una exageración!


La fuerza del bambú se debe principalmente a su capacidad única para doblarse sin romperse. Proporciona una flexibilidad transferida a cualquier producto en el cual se transforme,  sin sacrificar la ligereza o la resistencia.


Su estructura y composición


Partiremos desde su tallo, también conocido como brote, que además de tener una forma única tiene divisiones transversales a intervalos irregulares en su cavidad que se ven como crestas externas. Estas divisiones transversales son permeables al agua y al aire, lo cual representa ya una ventaja para este material cuando se aprovecha en alguno de sus múltiples usos. 


Las células de la pared del tallo de bambú consisten en 50% de lignina, 40% de fibras de celulosa y 10% de haces vasculares. Esta composición y su fibra de celulosa (que es la fibra que utilizamos para fabricar textiles) debido a la dirección longitudinal de la pared del tallo es resistente y juega un papel fundamental en la determinación de la resistencia a la compresión. La resistencia a la compresión es el grado en que un material puede soportar una fuerza de compresión sin deformarse. Esto es comparable al refuerzo de hormigón.


Una caña de 10 centímetros puede aguantar de 2 a 3 toneladas de comprensión lo que es equivalente a una columna de concreto de 15 por 15, y se pueden construir con ellas edificios de 5 y 7 pisos, todo depende del grueso de la columna que se requiera.


BAMBU EL ACERO VEGETAL

Tipos de bambú


Evidentemente, no todos los tipos de bambú tienen el mismo nivel de resistencia. Existen más de 1575 especies identificadas en 111 géneros diferentes, siendo las más utilizadas actualmente la “Guadua angustifolia Kunth”, “Dendrocalamus strictus (Calcutta)”, “Bambusa Vulgaris”, “Phyllostachys edulis (Moso)”, “Dendrocalamus asper (Betung)”, “Bambusa blumeana (Spiny/Thorny)” y “Gigantochloa apus”. Cada una de estas especies tiene características distintas, lo que ofrece una amplia variedad de aplicaciones y acabados según el campo en que se utilicen.


Usos que demuestran su fuerza


No es por azar que el bambú se utiliza en tantísimas formas y que es, y ha sido, protagonista en la transformación y construcción de muchísimos espacios. Hasta el momento se registran más 1,047 usos y uno de los mejores es poder convertirlo en fibras telares equiparables en textura y calidad a la seda.


Esta joya de la naturaleza se utiliza además para construir casas, puentes, muebles, e incluso, puede terminar en su mesa como un exquisito producto alimenticio.


Ejemplos en la historia que nos ilustran la fortaleza de este material:


  • Los primeros “cables” empleados en los puentes colgantes se hicieron con bambú en el Himalaya (entre China y tibet) donde aparecen algunos que cubren más de 75 mt de luz sin apoyos.
  • Antonio de León experimentó en 1952 con tejidos de bambú para la fabricación de aviones.
  • En el 2008 en la Ciudad de México se develó la mayor estructura de bambú nunca antes construida: el Museo Nómada, una estructura temporal de tres naves de 5,130 metros cuadrados que ocupaba casi la mitad de la Plaza del Zócalo, la más grande de América Latina.
  • Fue la única planta que sobrevivió a la radiación de los bombardeos atómicos durante la Segunda Guerra Mundial en Hiroshima, Japón, en 1945. Todo tipo de vida vegetal murió incinerado excepto un bosque de bambú. Desde entonces, la arboleda ha sido eliminada, pero las cañas de la arboleda se conservan en un museo en Hiroshima como testigo de su fuerza y resistencia.
  • Se conoce que los brotes suelen reaparecer después de un clima extremo, que pueden incluir huracanes, ciclones, tifones, etc. Pruebas sísmicas al bambú respaldan estas afirmaciones, Jules Janssen (ingeniero civil y experto en las propiedades físicas del bambú) estaba en Costa Rica cuando en 1991 se produjo un mortal terremoto de 7.7 grados de magnitud. Al recorrer horas después la zona del epicentro, Janssen descubrió que todos los edificios de ladrillo y concreto habían colapsado, “pero las 20 estructuras construidas allí coincidentemente con bambú se mantuvieron de forma maravillosa. No tenían ni una sola grieta”. Algo similar sucedió más recientemente en Ecuador en el terremoto de abril de 2016.
BAMBU: EL ACERO VEGETAL

Protagonista de nuestros productos | Por eso está en nuestro nombre


Teniendo entonces un material con una fuerza equiparable (o hasta superior) al acero, que es tan noble que puede transformarse en una gran variedad de productos, que ayuda al planeta, que gracias a su composición es mega resistente, suave, hipoalergénico, antibacteriano, antifúngico y que es tan flexible que no se arruga, ¿cómo no hacerlo el corazón de todos nuestros productos?


Gracias a nuestros expertos en descanso y al uso de la más alta tecnología hemos podido transferir las cualidades más virtuosas del bambú a cada uno de los productos que tenemos en disposición: colchones (colchón individual, colchón matrimonial, colchón queen size, colchon king size), sábanas (Blend y 100% Bambú), Almohadas (Personalizables, cervicales, infusionadas y termorreguladoras), edredones, duvets, colchas, una base para cama, entre muchos otros. 


Para que así tengas la total certeza de que tendrás un producto de alta calidad, bueno para tu salud, con garantías nacionales, certificado internacionalmente y, sobre todo, muy fuerte y resistente. ¡O sea, sobrevivió en Hiroshima


Elige resistencia y calidad, elige Smart Bamboo ¡y asegura tu descanso por mucho tiempo!

También te puede interesar

Recibe nuestras promociones, lanzamientos e información exclusiva. ¡TOTALMENTE GRATIS!