CÓMO ELEGIR TU COLCHÓN Y COMENZAR A DORMIR MEJOR: LA GUÍA DEFINITIVA

Un colchón debe ser, no solo ese lugar al que llegas a dormir, sino un santuario de relajación, ese lugar de máxima comodidad que te espera al final del día, pero para que eso pase, necesitas tener el colchón adecuado.

Si estás buscando un colchón nuevo y te preguntas cómo elegir el colchón perfecto para ti, sigue leyendo.

En esta guía definitiva para comprar colchones, te enseñaremos cómo elegir un colchón que cumpla con tus necesidades únicas de sueño.

01 ELIGE EL TAMAÑO DE TU COLCHÓN

Empieza pensando qué tamaño quieres. Si vives en un espacio pequeño, puede ser mejor optar por un colchón individual o matrimonial. Si por el contrario, cuentas con el espacio suficiente, un colchón tamaño queen o king puede ser el más adecuado para ti.

Elegir un buen tamaño de colchón también tiene que ver con el hecho de que duermas solo o acompañado.

Conoce los tamaños de colchones que la mayoría de compañías manejan:

Individual

El mejor tamaño si cuentas con espacio limitado o para tus hijos.

 

Matrimonial

El ideal para personas que duermen solas, parejas a las que les gusta acurrucarse o para una habitación de invitados.

 

Queen

Una cama queen es uno de los mejores tamaños para parejas que quieren más espacio o personas con mascotas. Este tamaño de colchón es ideal para una habitación principal o de invitados. 

 

King

Para maximizar el espacio y tener la comodidad de un rey, estos colchones son ideales para parejas que desean espacio adicional. O padres que tienen niños que terminan durmiendo con ellos después de una pesadilla. 


02 CONSIDERA EL SOPORTE 

Ya sea que seas pequeño o alto, tu colchón debe sostener todo tu cuerpo para que tu columna pueda tener una correcta alineación. Esto es quizá la principal característica que debes tomar en cuenta, ya que la mala postura al dormir puede provocar una desalineación, lo que puede causar dolor en cuello, espalda y hombros. Por el contrario, cuando tu cuerpo se encuentra correctamente alineado, le da a tu sistema una mejor oportunidad de descanso.

Por eso es indispensable elegir un colchón que se adapte a ti. La buena noticia es que los expertos del descanso de Smart Bamboo pueden ayudarte a elegir uno que se adapte a tus necesidades. 

Busca un colchón que cumpla con lo siguiente:

  1. Hombros / parte superior de la espalda: Debe haber una zona blanda para que los hombros se hundan en el colchón.
  2. Cintura / parte inferior de la espalda: Esta área debe ser más firme para proporcionar más apoyo a la espalda y permitir que se relaje.
  3. Cadera: La zona de la cadera debe tener una firmeza media.

03 ELIGE LA FIRMEZA 

Otro de los puntos relevantes a la hora de elegir un colchón adecuado para ti, es determinar el nivel de firmeza preferido.

Existe la idea errónea de que la firmeza de un colchón afecta su soporte, pero en realidad, la firmeza es subjetiva y no equivale a soporte. Esto se debe a que la firmeza está determinada por cuánto se hunde una persona en el colchón, mientras que el soporte se mide por qué tan bien el colchón mantiene la alineación de nuestra columna.

En el mismo colchón, un durmiente más pesado inevitablemente se hundirá más que un durmiente más ligero, por lo que la percepción de firmeza estará determinada por el individuo.

Entonces, ¿cómo puedes determinar la mejor firmeza del colchón? ¡Preferencia personal! Siempre que un colchón esté dividido en zonas de manera correcta y soporte tu cuerpo, puedes elegir un colchón más suave o más firme. ¡Tú decides!

Colchón Firm vs. Balance

Al decidir entre un colchón firme o suave, la zonificación adecuada se ve diferente para cada uno, pero mientras tengan estos requisitos, elegir un colchón firme o suave dependerá únicamente de tu preferencia.

Si vas a ir de compras a elegir colchón, una buena regla general es que si tienes dificultades para pararte o moverte en el colchón, es mejor cambiar a colchones más firmes.


04 EVALÚA EL GROSOR

Primero debes saber que el grosor de un colchón no define su nivel de comodidad, pero sí influye en cómo son diseñados y juega un papel importante en el costo, esto debido a que los colchones más gruesos requieren más material. Normalmente, los colchones comprenden al menos de dos capas. Sin embargo, los colchones de mayor calidad suelen tener cuatro capas o más.

Entonces, ¿cómo evaluar el grosor de un colchón de acuerdo a tus necesidades de sueño? Aquí te lo compartimos:

 

Colchones gruesos (a partir de 30 cm)

Estos colchones son extra profundos y, a menudo, se consideran una opción de confort máximo. Nuestro colchón Balance  se encuentra dentro de este perfil. Diseñado con cuatro capas de espuma de memoria: tres capas de soporte de distintas densidades más una colchoneta superior, para los que prefieren dormir en una superficie suave y esponjosa.

 

Colchones de perfil medio o estándar (20 a 28 cm)

Estos colchones suelen ser adecuados para todos los tipos de sueño. Nuestro colchón Firm se encuentra dentro de esta categoría. Elaborado con tres capas diferentes de espuma de memoria de alta densidad que amortiguan el peso, brindando un soporte adecuado. Siendo cómodo y ergonómico al mismo tiempo.

 

Colchones de perfil bajo (menos de 15 cm)

Este tipo de colchón es ideal para niños pequeños que no se hunden mucho en el colchón o para darles un uso a corto plazo.

 

05 EVALÚA TU POSICIÓN PARA DORMIR

Todos hemos estado ahí, dando vueltas y vueltas sin poder dormir. Pero, ¿sabías que tu colchón tiene que ver en esto?

La mayoría de las personas comienzan acostadas de lado, pero pasan a estar boca arriba durante la noche, o viceversa, por eso es importante encontrar un colchón que pueda brindar el apoyo adecuado para diferentes patrones y posiciones de sueño.

Durmientes boca arriba

Acostarse boca arriba es la mejor manera de mantener la curvatura natural de la columna y distribuir uniformemente el peso por todo el cuerpo mientras duermes. También hay más flexibilidad en la columna y menor riesgo de lesiones. Aunque, hay que encontrar un colchón que te brinde un poco de apoyo adicional debajo de la parte inferior de la espalda para aliviar el dolor de espalda baja.

 

Durmientes de lado

Esta es posiblemente la posición para dormir más común. Las personas que duermen de lado deben buscar un colchón que brinde el soporte adecuado en diferentes segmentos del cuerpo para enderezar la columna mientras duerme.

 

Durmientes boca abajo 

Las personas que duermen boca abajo son propensas a la desalineación de la columna y al dolor matutino. Cuando estás boca abajo sobre un colchón blando con poco soporte, tu cuerpo puede quedar atrapado en una flexión incómoda que puede causar fatiga muscular. Si es posible, busca un colchón más firme para mantener la columna vertebral y la cabeza mejor alineadas.

 

Finalmente, sabemos que encontrar la cama perfecta no es fácil, pero no hay necesidad de apresurarse. Prueba cada cama durante al menos 10 minutos (con tu pareja o la persona con la que duermas). Intenta ponerte en tu posición normal para dormir y darte la vuelta un par de veces para ver si te sientes cómodo. De esta manera te será más fácil descubrir cuál es la mejor para ti.

¡Tu opinión es importante!