Cómo saber si ya es hora de cambiar tu colchón


¿Recuerdas la última vez que dormiste bien? Si la respuesta a esta pregunta es negativa, es momento de analizar tu lugar de descanso; es decir, tu cama.

 

Cómo saber si ya es hora de cambiar mi colchón

Todos alguna vez hemos escuchado decir que si dormimos bien y el tiempo suficiente, despertaremos llenos de energía y de buen humor, pero por más que lo intentas, ¡seguimos despertando cansados, como si hubiéramos dormido cuatro horas y no ocho! 


¿Por qué pasa esto? Hay muchos factores que influyen en nuestra higiene del sueño y que repercuten directamente en nuestra salud. Uno de los más importantes, y que puede estarte quitando el sueño y tu descanso, es el colchón.

¡A qué no te lo esperabas! 


Claro, el uso del celular, ver la tele para quedarnos dormidos, comer pesado antes de dormir, y muchas otras cosas, no ayudan a que durmamos bien, pero si el colchón es además incómodo, ¡receta perfecta para el desastre! 


Así que, ¿te has planteado cambiarlo? Aunque existen colchones muy buenos, todos tienen fecha de caducidad, ya que el desgaste y el uso que les damos va determinando su tiempo de vida. Por eso aquí te presentamos las 3 señales para saber que ya es hora de cambiar tu colchón


En estricta teoría, se recomienda cambiarlo cada 10 años; sin embargo, dependiendo su uso y calidad de los materiales, hay que renovarlo a los 5, 7 o 10 años, ¡cuando mucho! Y si además de eso, tu colchón presenta alguna de estas señales, debes cambiarlo ¡YA! 

 

 

 

A continuación, te contamos las 3 señales para saber que ya es hora de cambiar tu colchón

 

  • Te levantas cansado después de dormir 8 horas

A pesar de estar muy agotado y con toda la intención de dormir, no logras descansar y te la pasas dando vueltas toda la noche. ¡Esta es una clara señal de que hay que hacer un cambio! 

 

  • Hay manchas o áreas del colchón caídas

Con el paso de los años, el peso de nuestro cuerpo termina por marcar su huella en el colchón, cuando esta es visible, HAY QUE CAMBIARLO. Por otro lado, también se ensucia debido a los fluidos corporales que quedan en el colchón, y más si no lo limpiamos. OK, es mucha información, ¡pero es real! 

 

  • No recuerdas cuándo lo compraste 

¡Te cachamos! Deja de intentar recordar cuándo compraste tu último colchón, porque si tienes que pensarlo, probablemente sea hora de comprar uno nuevo.

 

 

El colchón ideal

Ahora que sabes si tienes o no que cambiar tu colchón, te estarás preguntando cómo elegir el adecuado para ti.

Si eres de los que prefiere un colchón firme y ergonómico, pero sin perder el confort, lo tuyo es nuestro colchón Firm, que está elaborado con tres capas diferentes de espuma de memoria de alta densidad que amortiguan el peso, brindando un soporte adecuado. Además, ayuda a mantener una postura correcta al dormir, dando apoyo a la espalda y cadera, gracias a su tecnología antihundimiento.

Pero si, por el contrario, eres de los que aman dormir en una superficie suave y esponjosa, pero sin la sensación de hundimiento, entonces necesitas nuestro colchón Balance, elaborado con cuatro capas de espuma de memoria: Tres capas de soporte de distintas densidades más una colchoneta superior.

 

 

 

 ¡No lo pienses más! Ingresa ahora mismo, sí, ¡ahora mismo! y conoce más de los beneficios de nuestros increíbles colchones.

 

 

¡Duerme mejor descargando nuestra Guía del sueño!

 

¡Tu opinión es importante!