¡LA FORMA EN LA QUE DUERMES REVELA MUCHO DE TI!

Hay muchas maneras de conocer a una persona. Puedes seguirla en redes sociales para descubrir lo que le gusta o tal vez conoces a alguien en un club o grupo donde comparten intereses similares y aprendes más sobre él o ella, pero ¿sabías que un método para conocer a una persona es mirar su posición para dormir? Aunque esto puede parecer poco convencional, estudios demuestran que las personas que duermen en posiciones similares tienden a tener rasgos de personalidad similares.

Te compartimos una lista de varias posiciones para dormir y lo que estas podrían decir sobre las personas que duermen de esa manera. 

Dormir boca arriba: los que duermen boca arriba tienden a ser más reservados o tranquilos. También son a menudo muy disciplinados y persistentes. Incluso podrían ser tercos.

 

                            

 

Dormir de lado: tienden a ser más misteriosos que los que duermen en otra posición. También son bastante confiables y tranquilos.

 

                            

 

Dormir boca abajo: las personas que duermen boca abajo suelen ser sociales y tienen personalidades muy extrovertidas. Encontrarás muchos líderes que duermen boca abajo, debido a su predisposición de tomar la iniciativa.

 

                           

 

Dormir en posición fetal: aquellos que duermen con las rodillas dobladas sobre el estómago pueden parecer tímidos al principio, pero no es así. Cuanto más los conoces, más se relajan y se abren, y más te familiarizas. Las personas que duermen en ésta posición pueden ser propensos a buscar protección y simpatía.

 

                         

 

Durmiente abierto: las personas que abren su cuerpo cuando están durmiendo son muy expresivas con los demás y tienden a tener personalidades muy generosas. Pueden ser aventureros e impredecibles.

 

                         

 

Puedes encontrar personas que son mucho más complejas en lo que respecta a sus hábitos de sueño. También podría ser que utilizan más de una posición para dormir durante toda la noche. No hay una posición exacta en la que todos duerman, y estos rasgos de personalidad pueden ser variables. Por ejemplo, es posible que conozcas a una persona que no sea reservada, sino que es extremadamente extrovertido aunque su posición para dormir diga lo contrario. Es interesante pensar que la forma en la que duermes puede decir mucho de ti.

Y tú, ¿cómo duermes?

¡Tu opinión es importante!